Minientrada

Mi rincón de manualidades

Esta Semana Santa hemos arreglado una parte de la habitación donde tenemos el ordenador para hacer espacio a mi rinconcito de manualidades.

Llevaba unos días organizando todos los materiales que he ido acumulando con paso del tiempo y una vez que todo está en su sitio faltaba encontrar un lugar para mí.

Antes invadía la mesa del comedor y la inundaba de papeles, pinturas, telas, tijeras… todos mis bártulos. Pero después de 5 años, he conseguido tener un sitio para coser, hacer scrap y todo lo que se me ocurra.

Os presento mi rincón, que aún no está acabado ya que al hacer los agujeros para la barra nos topamos con las guías del pladur (odio el pladur) y tenemos que enmasillar y pintar. Pero después de 5 años sin espacio estoy tan contenta que quería mostraros el resultado aunque aún esté por pulir!

Mi rincón.jpg

 

Cambio de hora

Esta semana ha sido de locos en casa. El cambio de hora nos ha trastocado muchísimo.

cambio-horaLos dos trabajamos los domingos (es lo que tiene trabajar en el sector servicios), así que el cambio de hora nos afecta bastante y más el de marzo, esto de dormir una hora menos cuando tienes que trabajar es una faena.

Es el tercer cambio de hora con la peque y como con los otros dos no tuvimos problemas, pues no pensamos ningún plan de actuación para habituarla al nuevo horario.

Tiene sus horarios y los respetamos bastante pero de vez en cuando nos los saltamos y como no va a la guardería si salimos a cenar un domingo al día siguiente la dejamos dormir un pelín más.

El domingo fuimos a cenar a Barcelona (teníamos una caja de La vida es bella que caducaba al día siguiente) ajenos a lo que iba a pasar esa semana. Júlia estuvo súper despierta hasta que subimos al coche sobre las 11 de la noche. Normalmente se duerme mientras cenamos y no hay niña, pero ese día estaba inusualmente activa.

¡¡¡Ay inocente de mi!!!

Júlia lleva toda la semana durmiéndose entre las 22 y las 22.30. Lo que supone que me he quedado sin cenar alguna noche porque me he quedado dormida intentando dormir a la peque.

Le hemos ido recortando las siestas para que cuando llegara la hora de dormir tuviera sueño. ¡Qué duro es despertarla cuando la ves tan relajada! Pero de alguna manera había que solucionarlo.

Nos ha costado una semana volver al horario normal pero creo que lo hemos conseguido.

Para la próxima, ya tenemos plan de actuación. Empezaremos una semana antes e iremos adelantando o retrasando la hora de la cena 10 minutos cada día. A ver si esto nos funciona.

¿Cómo lo haces para que sea menos traumático?¿Le ha costado a tu peque acostumbrarse al cambio?

Little sister dress

Cuando nació Júlia, mi madre le tejió varias cosas. Entre ellas una manta de círculos y un cocoon (un capullo como el de las mariposas). Cuello-SandbanksAl ver a mi madre teje que te teje, me entró el gusanillo y aprendí a tejer con un kit de Knitting Point. Me compré este y lo acabé bastante rápido, pero el resultado no me gustó, a la modelo le quedaba mejor (como suele ser habitual). Con aquella lana hice un cuello para Marc y unos mitones para mí porque llevando el carrito se me congelan las manos. Los patrones los conseguí en Ravelry, una web donde puedes encontrar muchos patrones gratuitos. Entonces decidí que iba a hacerle alguna cosa a la peque. Buscando algo sencillo encontré este vestido que al no llevar mangas es más fácil de hacer. Little Sister dress El patrón está en inglés aquí, pero es bastante fácil de entender. Si necesitas ayuda con la traducción, yo te puedo echar un cable! El único problema es que la lana es tan fina que el trabajo no cunde nada. ¡Ha sido la Sagrada Familia del knitting! He tardado unos tres meses en acabarlo completamente, aunque en mi defensa diré que he pasado por una tendinitis en el antebrazo, con lo que no podía avanzar mucho.

Sin más aquí te dejo una foto del vestido. Está hecha con el móvil, porque hemos perdido la batería de la cámara. Cuando tengamos una batería nueva, subo más fotos.

Little sister dress

 

Babydam, presa para bañera

La hora del baño (quien dice hora, dice diez minutos) es uno de los momentos más divertidos del día para los peques de la casa.

Abro el grifo y mientras lleno la bañera ya está señalando el agua y mirándome como diciendo “¿A qué estás esperando para meterme en el agua?”. Cuando por fin llega el momento de entrar, ves como le cambia la cara. Una vez dentro empieza a chapotear y deja todo el baño lleno de agua y ni te cuento de cómo acabo yo. Acaba el baño y toca sacarla, pero no quiere salir de ninguna de las maneras. Al fin consigo sacarla y empieza la pataleta, que dura poco porque en seguida se olvida. ¡Cómo le gusta la hora del baño!

Entonces llega la factura del agua y ¡menudo susto! Tenía que buscar un sistema para bañar a la peque, que disfrutara del baño y que no gastara tanta agua. Buscando por Internet, encontré una presa de agua para la bañera.

bdm_logo

Babydam es una presa para bañar a los peques en la bañera familiar sin necesidad de llenarla entera. Es un diseño de una pareja inglesa que se encontró con el mismo problema que yo. Y es que el malgasto de agua es bastante grande. Si una bañera estándar tiene una capacidad de 150-200 litros aproximadamente, puedes llegar a gastar unos 80-100 litros cada vez que bañas al peque.

La presa se fabrica con materiales flexibles, por lo que es muy fácil colocarla y se adapta a cualquier bañera estándar, aunque las paredes tienen que ser rectas.

Colocación de la presa

  1. Moja las ventosas para fijar la presa a la bañera.
  2. Dobla la presa para poder colocarla.
  3. Fija las ventosas al suelo de la bañera.
  4. Asegúrate que las juntas están bien selladas. Sólo hay que pasar el dedo por encima para asegurarse que no se escapará el agua.
  5. Llena la bañera.

¡Listo!

Te dejo las imágenes con el paso a paso, porque una imagen vale más que mil palabras.

baby-dam

Para quitarla sólo tienes que tirar de las pestañas amarillas que desenganchan las ventosas y ya está!

fitting8

Esto era lo que estaba buscando. Es fácil de utilizar y no ocupa mucho espacio. La puedes colocar en cualquier lado de la bañera. Si tu peque es aficionad@ a quitar el tapón de la bañera, pues la pones al otro lado y llenas el lado contrario al desagüe.

Lo mejor de este producto es que lo puedes utilizar desde el nacimiento hasta los 2 años y medio o más, dependiendo del tamaño del peque, porque aunque en las imágenes se vea un agujero en el medio de la barrera, hay un tapón para poder llenar la bañera un poco más para los niños más mayores. A medida que vaya creciendo necesitará más espacio pero el gasto de agua nunca será comparable a llenar la bañera entera.

Yo la compré por 45€ en una tienda de mi ciudad, aunque por Internet la he encontrado por 39€ más gastos de envío. Puede parecer un poco caro por lo que es, pero acabas amortizando el gasto con el ahorro en agua.

¿Qué te parece?

Carnaval

Este año hemos disfrazado a Júlia por primera vez. La disfrazamos de payaso. Es un disfraz casero súper fácil de hacer. Sólo necesitas una camiseta blanca, unas pinturas para textiles, papel crepé o pinocho y pintura para la cara.

Os dejo con las fotos del paso a paso.

Primer pasoSegundo paso Tercer paso Resultado Resultado

Repasando las fotos me he dado cuenta que falta el paso a paso de la pajarita. Es muy fácil, si yo he podido hacerlo, tú también podrás. Son dos rectángulos de diferentes tamaños. El más pequeño lo utilizas para hacer lo que sería el nudo de la pajarita y lo pegas con una pistola de pegamento, sino tienes lo puedes grapar.

La gracia de este disfraz es que a mí de pequeña me disfrazaron de payaso en la guardería y queríamos disfrazarla exactamente igual.

Aquí está la foto de mi disfraz.

Yo ;)

¿De qué os habéis disfrazado en casa? ¿Sois de comprar disfraces o de hacerlos vosotros mismos?

Mi propósito para el año que viene es aprender a coser a máquina para poder hacerle un súper disfraz.

Organizar el menú semanal en 5 pasos

En casa la comida es muy importante porque mi pareja se gana la vida con ella. Es cocinero. ¡Qué suerte!, dirás. Bueno, pues no tanta, eso supone alguna crítica a mis platos. Porque a mí esto de cocinar no se me da muy bien. Supongo que es básicamente por pereza… Sí, soy muy perezosa, con un plato de pasta con tomate o una tortilla francesa me conformo, y es que cocinar para uno mismo no motiva mucho.

Pero ahora las cosas han  cambiado, ya no cocino para mí sola, sino que hay una personita que desde hace unos meses ha empezado a comer sólidos y claro, hay que variar un poquito la dieta para que no se aburra. Hasta ahora casi siempre le hacía lo mismo: verduras variadas al vapor con pollo, ternera o pescado y luego a triturarlo. Al empezar con los sólidos no cambié nada, le seguía haciendo lo mismo. Entonces pensé que podíamos adaptar nuestra comida a lo que Júlia puede comer. Así que empecé a hacer cenas para dos: arroz con verduras al vapor, pescado con verduras al horno, sopa, judías con patatas. Todo cocinado sin sal, para que la peque lo pudiera comer, se supone que hasta el año y medio no pueden probarla.

Buscando recetas adaptadas para Júlia di con Pequerecetas. En esta web encontré un montón de ideas para poder hacer comidas algo más variadas. Cotilleando un poco por la web di con unos menús mensuales que se pueden descargar. Entonces pensé: “¡Perfecto!, así no tendré que pensar que hacer cada día para comer y cenar para las dos”. Eso me iba a ahorrar mucho tiempo. Los estuve mirando un rato y la verdad es que están muy bien, pero hay algún plato que o bien es muy complicado para mí o bien no me apetece comer eso. Así que decidí que iba a hacer mis menús semanales propios, usando los de Pequerecetas como inspiración.

Organizar las comidas familiares es bastante fácil, sólo hay que seguir 5 pasos:

  1. Plantilla para organizar el menú semanal o mensual. Puedes hacértela tú misma. En mi caso, quería algo para colgar en la nevera y que fuera agradable a la vista, que me apeteciera ponerme a organizar las 14 comidas que tenemos que hacer a la semana. Pero después de algunas pruebas me di cuenta de que eso no era lo mío. Busqué plantillas por internet y en castellano apenas encontré, la más atractiva ya la había visto, la de Pequerecetas. Entonces busqué en inglés y encontré un montón. mrwonderful_week-planer_09La razón básicamente es que las americanas rollo Desperate Housewifes son bastante organizadas y tienen listas y planificadores para todo. Aquí y aquí tienes unas muestras, hay cientos. Para que me funcionara tenía que imprimirlo en color, pero entre el gasto de tinta y que mi impresora creo que está en huelga, decidí que tenía que buscar otra opción. Entonces me acordé que Mr. Wonderful tiene un organizador semanal monísimo de la muerte.
  2. Lista de recetas para toda la familia. Puedes apuntarte las recetas en un papel para luego poder organizar la semana con más facilidad. Otra idea es tener una carpeta con varias recetas que le gusten a cada miembro. En Pequerecetas tienes algunas ideas. Haz esta lista con toda la familia para que aporten sus ideas, lo que les apetezca comer.
  3. piramide_grandeOrganiza menús equilibrados. Para ello te será útil tener cerca la pirámide alimenticia. 
  4. Prepara la lista de la compra. Con el menú semanal o mensual  preparado podrás hacer la lista más rápido y de esta manera comprarás aquello que necesitas y no desperdiciarás ni comida ni dinero.
  5. Cuelga el menú semanal en la nevera o en otro sitio que sea visible para toda la familia.

¡¡¡Listo!!!

Espero que estos pasos te sean de utilidad. Desde que yo los sigo, cuando llega la hora de comer no tengo que ponerme a pensar en lo que tengo que cocinar. 

PD: Mientras escribía este post he encontrado una página que se llama Menuterraneus. La web te planifica menús semanales y también te genera la lista de la compra. Pero ya me había currado el post, así que de todas maneras te dejo mis consejos por si te son de utilidad.